La audiencia judicial para decidir si los exgenerales José Efraín Ríos Montt y José Mauricio Rodríguez serán enjuiciados por genocidio y crímenes de guerra, por la matanza de 1.771 indígenas en la década de 1980, reinició hoy en su segunda día en un tribunal penal de la capital guatemalteca.

Este miércoles el juez Miguel Ángel Gálvez, titular del Tribunal B de Mayor Riesgo, ha dado primero la palabra a las organizaciones de derechos humanos que actúan como querellantes en el proceso, para luego concedérsela a los abogados defensores de los antiguos altos mandos.

Ayer en el inicio de la audiencia, Gálvez escuchó durante más de siete horas a la Fiscalía, que acusó a Ríos Montt, gobernante de facto de Guatemala entre 1982 y 1983, y a Rodríguez, uno dirigente militar de la época, de diseñar y ejecutar planes para "aniquilar" a indígenas de la etnia ixil habitantes de departamento de Quiché.

La Asociación Justicia y Reconciliación, que aglutina a los familiares de las víctimas, ratificó este miércoles ante Gálvez las acusaciones de la Fiscalía y se unió al pedido para que ambos exmilitares sean enjuiciados.

Tras escuchar a todas las partes, el juez analizará las exposiciones y redactará su fallo, que podría dar a conocer en las próximas horas o convocar a una nueva audiencia.

El proceso contra Ríos Montt se reactivó el martes tras casi un año paralizado por una serie de recursos judiciales presentados por la defensa, entre ellos uno para separar del caso al juez Gálvez, que el mismo magistrado declaró sin lugar el pasado lunes en una audiencia en la que también desestimó otras cinco incidencias judiciales.