Más de treinta personas murieron hoy y ochenta resultaron heridas en un atentado suicida en un funeral en la ciudad de Tuz, 90 kilómetros al este de Tikrit, capital de la provincia norteña de Salahedín, dijeron a Efe fuentes policiales.

Las fuentes señalaron que el terrorista suicida hizo estallar un cinturón de explosivos adosado a su cuerpo en medio de las exequias.