El primer ministro de Haití, Laurent Lamothe, participará en el Foro Económico Mundial de Davos (Suiza) los días 25 y 26 de enero y abordará las oportunidades de inversión y la situación de la agricultura en el país caribeño, informó hoy su departamento.

Lamothe, quien llegará a Suiza mañana jueves, asistirá a una sesión de conferencias titulada "Construyendo economías resistentes", un lema que "coincide plenamente con el trabajo que la Administración Martelly-Lamothe está desempeñando en Haití", indicó en un comunicado la Oficina del Primer Ministro.

El primer ministro también dirigirá una sesión específica para Haití "diseñada para mostrar a los principales ejecutivos de empresas y sector privado que 'Haití está abierto a los negocios'", subraya la nota, en referencia al eslogan que utiliza el Gobierno haitiano como reclamo para captar inversión extranjera.

Haití, que en 2010 sufrió un devastador terremoto que dejó más de 300.000 muertos, trabaja en ambiciosos planes de reconstrucción liderados por su Gobierno con el apoyo de la comunidad internacional.

Una de las principales líneas de actuación del Ejecutivo es la promoción de la inversión extranjera como instrumento que contribuya a la creación de empleo y, con ello, al relanzamiento de la economía y a la superación de la pobreza, que afecta a más del 70 por ciento de la población.

El primer ministro, en esa línea, se reunirá con los directores ejecutivos de las compañías Coca-Cola, Western Union, Petrobras, SalesForce, Hoteles Marriot, Heineken, entre otros, para discutir oportunidades de inversión en el país.

Otra de las actividades en las que intervendrá Lamothe será una sesión titulada "Una nueva visión para la agricultura: Acelerando su impacto", dedicada a la seguridad alimentaria, otra área clave en la que el Gobierno haitiano ha estado trabajando intensamente, agregó la fuente.

Según agencias internacionales, cerca del 70 % de la población de Haití, el país más pobre de América, sobrevive con menos de dos dólares al día y más de medio millón de personas pasa hambre, entre ellas 81.600 niños que sufren de malnutrición aguda.