Al menos 2 personas han muerto, 9 han resultado heridas y 259 han sido detenidas en los tres días de violentos disturbios en la localidad centro-oriental sudafricana de Sasolburg, en la provincia de Estado Libre, informaron hoy fuentes policiales.

La Policía provincial, citada por la agencia de noticias local Sapa, explicó que la violencia y el caos se adueñaron de Sasolburg el domingo, cuando los vecinos comenzaron una protesta supuestamente contra los planes de las autoridades de unir dos municipios vecinos.

Los agentes consiguieron recuperar hoy el control de la localidad, después de más de 48 horas de anarquía en las que los alborotadores destruyeron mobiliario urbano, saquearon comercios e intentaron quemar la comisaría de Policía.

"Se efectuaron disparos a una masa enfurecida que estaba atacando la comisaría, en un intento por proteger la vida y la propiedad de los agentes", afirmó el coronel Motantsi Makhele.

Sin embargo, según Sapa, la primera víctima falleció como consecuencia de un disparo efectuado por un conductor que había sido obligado a parar por la multitud, mientras que la segunda murió a causa de un tiro realizado por el propietario del local que estaba asaltando.

Por su parte, la directora del Instituto para las Relaciones Raciales de Sudáfrica (SAIRR), Lucy Holborn, indicó a Efe que la precaria situación social y económica en la que vive la mayoría de la población local fue el principal detonante de la revuelta.

De acuerdo con un documento enviado a los medios por el SAIRR, un 55 por ciento de los habitantes del área de Metsimaholo -a la que pertenece Sasolburg- tiene unos ingresos inferiores al equivalente en moneda local a 40 euros mensuales.