Wall Street abrió hoy sin apenas cambios tras haber alcanzado el pasado viernes su mayor nivel en cinco años y el Dow Jones de Industriales, su principal indicador, retrocedía un mínimo 0,08 % en una jornada en la que se conocieron resultados empresariales dispares en Estados Unidos.

Ese índice restaba 10,52 puntos para situarse en las 13.639,18 unidades media hora después del inicio de la sesión, la primera de la semana, puesto que el lunes los mercados neoyorquinos se mantuvieron cerrados debido a la celebración del Día de Martin Luther King.

Entretanto, el selectivo S&P 500 cedía un marginal 0,09 % (-1,31 puntos) hasta 1.484,67 unidades y el índice compuesto del mercado Nasdaq perdía otro leve 0,07 % (-2,28 puntos) hasta 3.132,43 unidades.

La cautela se hacía con los inversores del parqué neoyorquino después de que tanto el Dow Jones como el S&P 500 cerrasen a su nivel más alto desde diciembre de 2007 el pasado viernes, cuando encadenaron tres semanas consecutivas al alza.

Pese a la falta de rumbo, en Wall Street se analizaba la decisión del Banco de Japón de llevar a cabo una flexibilización monetaria "agresiva" mediante su programa de compra de activos y fijar su meta inflacionista en el 2 % a instancias del Gobierno nipón.

Dos tercios de los componentes del Dow Jones se colocaban a esta hora en terreno negativo, liderados por la aeronáutica Boeing (-1,45 %), que se veía afectada todavía por los fallos del Dreamliner 787, que han dejado en tierra ese importante modelo de la compañía a nivel internacional.

El lado contrario de la tabla lo lideraba la aseguradora Travelers (3,51 %) tras presentar unos resultados mejores de lo previsto, al igual que ocurría con la operadora de telefonía Verizon, que ganaba a esta hora el 0,66 %.

Más moderadas eran las ganancias de la química DuPont, que se anotaba a esta hora un ascenso del 0,3 % después de anunciar que logró un beneficio neto de 2.800 millones de dólares durante 2012, un 20 % menos que en 2011, lo que atribuyó al impacto negativo de los tipos cambiarios.

Los inversores también están a la espera de que difunda sus resultados tras el cierre de la sesión otro componente del Dow Jones, la tecnológica IBM (0,23 %), así como otra empresa que no pertenece a ese índice, el buscador Google (-0,78 %).

En otros mercados, el petróleo de Texas subía hasta 95,94 dólares por barril, el oro bajaba a 1.690 dólares la onza, el dólar ganaba terreno ante el euro, que se cambiaba a 1,3307 dólares y la rentabilidad de la deuda estadounidense a diez años progresaba al 1,86 %.