Un representante de Mojtar Belmojtar, el terrorista argelino que dirigió desde un lugar desconocido el ataque contra la planta de gas de In Amenas, lanzó amenazas contra Francia y consideró un "éxito" el asalto a esas instalaciones, según el semanario francés "Paris Match".

El asalto a la planta gasística "fue un éxito al 90 %, ya que se pudo alcanzar un sitio estratégico protegido por 800 soldados, con solo 40 hombres", dijo telefónicamente a "Paris Match" el portavoz al que la publicación identifica como Joulaybib.

Además, manifestó que la Francia "de los cruzados y judíos sionistas pagará su agresión contra los musulmanes del norte de Mali; pero no solo ella, sino también sus esbirros".

"Espero que Francia se dé cuenta de que va a haber decenas de Mohamed Merah y Jaled Kelkal", añadió el representante de Belmojtar en alusión al joven islamista que mató a siete personas en Francia en 2012 y al responsable de una serie de atentados en territorio francés en la década de 1990.

"El ataque de In Amenas solo fue el principio", advirtió Joulaybib -un mauritano cuyo verdadero nombre es Hacen uld Jalil- a la publicación francesa, en la que expresó que su grupo se puso en contacto con las autoridades francesas para negociar una salida al asalto a In Amenas.

"El objetivo no fue nunca matar o herir a los rehenes", agregó Joulaybib, quien hizo estas declaraciones antes de que concluyera el asalto y posterior intervención del Ejército argelino.

El representante del líder salafista recordó que entre sus reivindicaciones estaban la de obtener el fin de la intervención francesa en Mali, y la puesta en libertad del jeque Omar Abdel-Rahman (detenido en Estados Unidos) y de un científico paquistaní, Afiaa Siddiqui, también preso en aquel país por terrorismo.

Joulaybib reconoció que el intento de negociación con Francia no tuvo éxito y que un general argelino se puso en contacto con los asaltantes, a quienes dijo que tenían que dejar libres a todos los rehenes "o que si no todo iba a saltar por los aires".