Al menos siete personas, entre ellas un jeque tribal, murieron y otra resultó herida en varios ataques cometidos en el norte de Bagdad, informó una fuente del Ministerio iraquí de Interior, lo que eleva a 24 el número de fallecidos hoy por la violencia en Irak.

La fuente, que pidió el anonimato, dijo que un grupo de desconocidos asesinaron con armas automáticas a cuatro funcionarios gubernamentales y un policía, cuando estaban a bordo de un coche cerca de la ciudad de Biyi, 30 kilómetros al norte de Tikrit, capital de la provincia Salahedín.

Asimismo, otro grupo de desconocidos mató a tiros a Ahmed al Abasi, uno de los notables tribales de la ciudad de Samarra, al norte de Bagdad, y causaron heridas graves a su hermano en un ataque cometido en la localidad de Albu Jadu.

Además, la fuente señaló que un funcionario de la sanidad pública fue asesinado en un atentado similar en la zona de Al Tuz, 90 kilómetros al este de Tikrit, mientras circulaba con su vehículo particular.

Las fuentes habían informado previamente de la muerte de al menos 17 personas por el estallido de tres coches bomba en Bagdad y en su periferia.