Telefónica Czech Republic, filial checa del Grupo Telefónica, despedirá en 2013 a un 10 % de su plantilla, que al cierre del ejercicio pasado se cifró en 5.862 personas, como parte de su proceso de reestructuración a largo plazo.

"Este año los cambios organizativos afectarán a aproximadamente un 10 % de los empleados de toda la empresa", informó hoy a Efe en Praga Hany Farghali, portavoz de la compañía.

La reducción no debería afectar a los dos principales centros de atención telefónica al cliente, que están localizados en Ostrava y Usti nad Labem, y que la entidad anunció que quiere potenciar.

La indemnización a causa de este despido por motivos organizativos se atiene a la negociación colectiva, y varía -según la antigüedad del empleado- entre 3 y 13 veces el sueldo medio interprofesional.

Telefónica Czech Republic tuvo hasta septiembre un beneficio neto de 232 millones de euros, un 13,7 % menos que en mismo período del ejercicio anterior.