El Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES), brazo financiero del gobierno brasileño, informó hoy que en 2012 concedió créditos por un récord de 156.000 millones de reales (unos 78.000 millones de dólares), valor en un 12 por ciento superior al de 2011.

El valor de los préstamos desembolsados por el banco de fomento al desarrollo de Brasil superó ligeramente la meta que la institución se había establecido para 2012, de 150.000 millones de reales (75.000 millones de dólares), pese a la crisis económica internacional.

El Gobierno viene utilizando el BNDES precisamente como una de sus herramientas para luchar contra la crisis mediante el aumento del crédito a las empresas interesadas en reestructurarse o en realizar adquisiciones o inversiones para elevar su producción.

Esa estrategia convirtió a los sectores de industria y de infraestructura en los más beneficiados por el crédito concedido el año pasado por el banco de fomento.

Los dos sectores se quedaron con 100.000 millones de reales en crédito, el equivalente al 65 por ciento de todo lo desembolsado por el BNDES.

Los subsectores de la infraestructura más beneficiados por el crédito público fueron el de energía eléctrica (18.900 millones de reales o 9.450 millones de dólares) y el de transporte por carreteras (15.500 millones de reales o 7.750 millones de dólares).

El presidente del BNDES, Luciano Coutinho, en una rueda de prensa que concedió en Río de Janeiro para comentar los resultados, admitió que el crédito alcanzó un valor récord ante la estrategia del Gobierno de usar el banco para estimular la economía.

Coutinho aseguró que la tendencia es que el valor concedido se eleve en 2013 dado el aumento el año pasado en un 60 por ciento de las consultas realizadas por las empresas sobre posibilidades de crédito.

Igualmente aumentó, en un 58 por ciento, el total de proyectos de crédito aprobados en 2012 con respecto a 2011.

Las empresas realizaron el año pasado consultas sobre posibilidades de préstamos por valor de 312.300 millones de reales (unos 156.150 millones de dólares).

En la industria los sectores que más elevaron sus consultas sobre posibilidades de préstamos del BNDES fueron el de extracción mineral, con 32.200 millones de reales (unos 16.100 millones de dólares) y los de química, petroquímica, material de transporte y metalurgia.

"Las consultas aumentaron no sólo en volumen sino también en calidad, lo que es muy importante, ya que significa que se trata de grandes proyectos", explicó Coutinho.