Al menos 26 personas resultaron heridas y un número indeterminado de presos logró fugarse durante un violento motín sofocado hoy en una prisión de la provincia argentina de Chaco, informaron fuentes oficiales.

La revuelta se saldó con 19 reclusos, tres policías y cuatro guardias penitenciarios heridos durante los incidentes que se registraron en el Complejo Penitenciario 2 de la localidad de Sáenz Peña, a unos 1.000 kilómetros de Buenos Aires.

La protesta se desató a última hora del lunes y derivó en un violento enfrentamiento entre presos y guardias que se prolongó durante toda la noche y requirió la intervención de las autoridades provinciales.

El ministro de Gobierno del Chaco, Juan Manuel Pedrini, confirmó a la agencia oficial Télam que el personal penitenciario retomó hoy el control del recinto y que "la situación está absolutamente normalizada" tras la recuperación de las armas en manos de los reclusos y la liberación de los guardias retenidos como rehenes.

Además, explicó que fueron detenidos seis internos que se habían fugado aunque admitió que un número todavía indeterminado logró huir.

Según el funcionario, el motín se originó en un pabellón que alberga a unos 60 presos, que tomaron varias instalaciones y liberaron a los internos de otros pabellones.

En conjunto, las autoridades estiman que al menos 200 reclusos, la mitad de la población carcelaria de la institución, participaron en la protesta.