La Justicia de Ucrania obligó hoy al Gobierno a pagar a Rusia una deuda contraída por la corporación Sistemas Energéticos Unidos (SEU), cuando era dirigida por la encarcelada ex primera ministra ucraniana, Yulia Timoshenko.

Según el fallo del Tribunal Supremo de Arbitraje, el Gobierno ucraniano deberá pagar al Ministerio de Defensa ruso una deuda por valor de casi 390 millones de dólares, informaron las agencias locales.

De esta forma, el tribunal satisfizo la demanda presentada en su momento por la parte rusa y rechazó el recurso interpuesto por el Ejecutivo ucraniano.

Timoshenko, que ya cumple una condena de siete años de cárcel por abuso de poder al firmar un contrato de gas con Rusia, es acusada de endosar dicha deuda al Estado ucraniano en un segundo juicio.

La líder opositora habría desviado fondos públicos en connivencia con el entonces primer ministro, Pável Lazarenko, entre 1997 y 1998, años en que la carismática política dirigía la SEU.

Timoshenko, que ha sido designada candidata opositora a las elecciones presidenciales de 2015, volvió a negarse el viernes por decimotercera vez a comparecer ante los tribunales en ese segundo caso por motivos de salud.

Ese mismo día la Fiscalía General de Ucrania anunció que Timoshenko podría ser condenada a cadena perpetua por presuntamente encargar el asesinato del empresario y diputado Yevgeni Sherbán, cometido en 1996.

En abril de 2012 Ruslán, hijo del asesinado, presentó ante la Fiscalía pruebas escritas de la posible implicación de Timoshenko y Lazarenko en el asesinato de su padre, lo que ambos niegan tajantemente.

La Fiscalía explicó que este caso penal, en el ambos exjefes de Gobierno figuran oficialmente como sospechosos, se unirá al de la deuda contraída con Rusia por Sistemas Energéticos Unidos.