El vicepresidente de Nicaragua, Omar Hallesleven, aseguró hoy que un bosque ubicado en el cerro Mokorón, en la zona urbana de Managua, se encuentra intacto gracias al cuido del Ejército de Nicaragua, en respuesta a denuncias de destrucción de una organización ambientalista.

"El Mokorón existe porque el Ejército de Nicaragua lo ha mantenido, si no, no existiera", dijo a periodistas Hallesleven, exjefe del Ejército de Nicaragua (2005-2010).

El Mokorón es un cerro cubierto por 17 hectáreas de bosque tropical seco, según el Centro Humboldt, dedicado a la protección del medio ambiente.

Pobladores de una colonia vecina del cerro y el Centro Humboldt denunciaron la semana pasada ante la Procuraduría General que el Ejército de Nicaragua construye, o al menos permite, la edificación de un muro de 5.000 metros de longitud que rodea el bosque.

Los denunciantes creen que existe un proyecto de urbanización que sustituirá el bosque, que ha estado bajo la administración del Ejército de Nicaragua desde la década de 1980.

"No puedo decir con certeza a qué obedece el muro, sí creo que debe ser parte de la protección del cerro", comentó el vicepresidente.

El Centro Humboldt sostiene que si el sitio es urbanizado, Managua perdería capacidad de recarga hídrica, pero también existe la posibilidad de un deslizamiento de tierra que produzca un desastre sobre unas 300 casas en la colonia Miguel Bonilla y la Universidad Autónoma de Nicaragua (UNAN).

En la Asamblea Nacional fue presentado hace casi cinco años un proyecto de ley que declara al cerro Mokorón como un área protegida, pero los legisladores aún no lo han discutido.