Dos guardias de seguridad resultaron hoy heridos al estallar un artefacto explosivo en un centro comercial de las afueras de Atenas, informó la Policía.

Un portavoz del ministerio de Orden Público explicó a Efe que la deflagración de escasa intensidad se produjo a las 10.40 hora local (08.40 GMT) y añadió que los dos guardias no tuvieron que ser hospitalizados.

Una hora antes, un desconocido había llamado por teléfono al periódico Eleftherotypía y al portal de internet Zougla.gr alertando de que 50 minutos después de su llamada se produciría una explosión en la primera planta del complejo comercial.

En su llamada, el individuo instó a las fuerzas de seguridad a evacuar el edificio.

En el momento de la explosión habían sido evacuadas las alrededor de doscientas personas que se encontraban en el lugar y únicamente quedaban en el centro policías y empleados de la compañía de seguridad.

El viceministro del Interior, Jaralambos Azanasíu, señaló en declaraciones a la televisión privada "Skai" que este tipo de acciones tienen como objetivo desestabilizar la democracia. "La democracia no teme al terrorismo", recalcó.

El incidente de hoy, que todavía no ha sido reivindicado por ningún grupo, se produce tras varios días sin episodios violentos.

El lunes varios individuos dispararon con un fusil kaláshnikov y un revólver contra el despacho del primer ministro, Andonis Samarás, en la sede de su partido conservador, Nueva Democracia.

Días antes se habían producido ataques con pequeñas bombas caseras contra dependencias de los partidos gubernamentales y contra cajeros automáticos, así como contra cinco periodistas conocidos.