El colombiano Carlos Estrada, quien trabajaba desde hace 18 años para la multinacional británica BP, estaría entre las víctimas que dejó un masivo secuestro en una central de gas tomada por un grupo armado vinculado a Al Qaeda, en Argelia, informó hoy el presidente colombiano, Juan Manuel Santos.

"Infortunadamente todo parece indicar que una de esas víctimas fue un colombiano, Carlos Estrada, quien trabajaba con la British Petroleum (BP)", dijo Santos a periodistas.

El mandatario de los colombianos agrego que Estrada vivía hace cuatro años en Londres.

No obstante, Santos dijo que por el momento ese deceso no ha sido ciento por ciento confirmado ya que el cadáver no ha sido encontrado.

"No se ha verificado cien por ciento porque no se ha encontrado el cadáver, pero desafortunadamente todo parece indicar que ese es el desenlace definitivo", explicó Santos.

El mandatario agregó que la esposa e hijos de Estrada, que viven en Londres, ya estarían informados de la situación.

El consejero delegado de la BP, Bob Dudley, dijo hoy en rueda de prensa en Londres que cuatro empleados de la multinacional BP en la planta de In Amenas, en Argelia, no han sido aún localizados y la empresa tiene "graves temores" de que estén entre los fallecidos.

Según cifras entregadas por la agencia estatal argelina, APS, al menos siete rehenes y once terroristas murieron en ese asalto a la planta de gas, propiedad de la empresa estatal argelina Sonatrach, que la explotaba conjuntamente con la británica BP y la noruega Statoil.