La confianza de los consumidores en la evolución de la economía de Estados Unidos y su situación financiera personal cayó en enero a su nivel más bajo en un año, debido en parte al reciente debate fiscal en el Congreso, informó hoy la Universidad de Michigan.

Según datos aún provisionales, el índice que elabora esa institución a partir de encuestas bajó este mes hasta los 71,3 puntos, frente a los 72,9 del mes precedente, lo cual supone su cota más baja desde diciembre de 2011.

Las cifras preliminares de enero aportadas por esa institución, que difunde a mediados de cada mes estos cálculos y los definitivos dos semanas después, también quedaron muy por debajo de los pronósticos de los analistas, que preveían que se elevara hasta rondar los 75 puntos.

El descenso se produce después de que republicanos y demócratas llegaran en Año Nuevo a un acuerdo "in extremis" para evitar el "abismo fiscal" que supuso la subida de impuestos a las rentas de más de 400.000 dólares anuales, aunque se retrasó hasta marzo la decisión sobre el aumento del techo de endeudamiento del país.

Por otra parte, el subíndice que estudia la situación actual de los consumidores sobre su situación financiera y su disposición a realizar grandes compras bajó a 84,8 puntos, frente a los 87 del mes precedente, siempre según los datos aún provisionales relativos a enero.

Asimismo, el subíndice que mide las expectativas de los consumidores sobre cómo estará la economía en un plazo de medio año retrocedió este mes a 62,7 puntos, comparado con los 63,8 de diciembre, lo que representa su nivel más bajo desde noviembre de 2011. EFE