La Agencia Internacional de la Energía (AIE) dijo hoy que la crisis de los rehenes en una planta gasística en el sur de Argelia tendrá consecuencias negativas sobre el sector energético de ese país.

"El secuestro y asesinato de trabajadores extranjeros del sector energético en In Amenas el 16 de enero arroja una oscura nube sobre la previsión del sector energético del país", indicó la AIE en el apartado dedicado a Argelia en su informe mensual sobre el mercado del petróleo.

"La producción en la planta se ha detenido" por ese incidente, precisó la AIE en su informe, en el que recordó que los terroristas islámicos que asaltaron las instalaciones dijeron que era una venganza por la intervención militar francesa en Mali.

Respecto al pasado mes de diciembre, la AIE indicó que la producción de petróleo en Argelia se mantuvo constante el pasado, con 1,18 millones de barriles al día.