La Comisión de Acusación de la Cámara de Representantes, que investiga a los jefes y exjefes de Estado, abrió hoy una investigación contra el expresidente colombiano Ernesto Samper (1994-1998) para esclarecer el homicidio en 1985 del líder conservador Álvaro Gómez Hurtado.

En declaraciones telefónicas a Efe, el exmandatario aseguró que, aunque todavía no ha recibido ninguna notificación, tiene "noticias de ella", por lo que hoy mismo interpuso una solicitud de anulación ante la Comisión.

Samper consideró que "es absolutamente irregular el procedimiento y no tiene otra explicación que se trata de una decisión política".

A su juicio, "hay intereses de que no se sepa la verdad sobre la muerte de Álvaro Gómez Hurtado" y se quiere "trasladar la responsabilidad a unos sectores distintos a los que están de verdad involucrados en ese asesinato".

Álvaro Gómez Hurtado, abogado y periodista, de entonces 76 años de edad, fue tiroteado el 2 de noviembre de 1995 a la salida de la Universidad privada Sergio Arboleda de Bogotá, en la que dictaba clases.

Gómez Hurtado, hijo del expresidente Laureano Gómez (1950-1953), lideraba el ala más doctrinaria del Partido Conservador, del que fue candidato presidencial en 1974, 1986 y 1990.

El representante a la Cámara Constantino Rodríguez, del Partido Conservador, es el responsable de la citación y de la investigación contra el expresidente Samper.

"Ese tema lo está moviendo ahora un sector del Partido Conservador", añadió Samper, al aludir a una campaña de desprestigio en su contra para equipararlo a otros expresidentes colombianos con mala imagen entre la opinión pública, aunque no quiso precisar nombres.

Aún así, se mostró tranquilo con la decisión de la Comisión y aseguró que "todo es grave pero nada serio".

El narcotraficante colombiano Hernando Gómez Bustamante, conocido con el alias de "Rasguño" y extraditado a Estados Unidos en 2007, implicó al expresidente y entonces ministro de Interior y Justicia, Horacio Serpa, en el asesinato de Gómez Hurtado.

Durante una diligencia judicial ante un tribunal de Nueva York en enero de 2010, "Rasguño" sostuvo en su declaración que supo de la presunta vinculación de Samper y Serpa durante una reunión entre capos y paramilitares celebrada en 1996 en una hacienda de Carlos Castaño, el fallecido líder de la organización paramilitar Autodefensas Unidas de Colombia (AUC).

Samper también fue acusado en 2007 por su exministro de Defensa e hijo del famoso pintor y escultor del mismo nombre, Fernando Botero Zea, quien aseguró que Gómez Hurtado fue asesinado para tapar el escándalo que sacudió al mandatario cuando fue acusado de financiar su campaña con 6 millones de dólares donados por los narcotraficantes del cartel de Cali.