El Gobierno nicaragüense y el Organismo Internacional Regional de Sanidad Agropecuaria (OIRSA) presentaron hoy un plan para combatir la roya, un hongo que está afectando las plantaciones de café en Centroamérica y que solo en Nicaragua ha destruido el 35 % de los cultivos.

El Ministerio nicaragüense Agropecuario Forestal (Magfor) indicó en un comunicado que ese "plan tomó en consideración medidas fitosanitarias, transferencias de tecnología, capacitación y un programa de renovación de cafetales con variedades resistentes a la roya".

Esa estrategia fue presentada en Managua a los productores de café de Nicaragua, quienes, según el Magfor, se mostraron de acuerdo en seguir las recomendaciones hechas por el Gobierno y el OIRSA.

El plan del Gobierno y el OIRSA iniciará con un diagnóstico de la situación cafetera del país, cuyos resultados deben estar listos en los primeros 15 días de febrero.

La roya es un hongo que debilita las plantas y provoca que el fruto del café caiga antes de su maduración. Se detecta cuando el reverso de las hojas adquiere color naranja o amarillo.

"La roya es la misma que nos afecta desde 1976. Lo único (diferente) es que se han presentado condiciones climáticas propicias para que se desarrolle", explicó a los periodistas el titular del Magfor, Ariel Bucardo.

En Nicaragua, donde el café es el principal producto de exportación, el 35 % de los cultivos se han perdido a causa del hongo, lo que equivale a unas 41.095,9 hectáreas de acuerdo a cifras de la Unión Nacional de Agricultores y Ganaderos.

El titular de la Asociación de Exportadores de Café de Nicaragua, José Ángel Buitrago, ha calculado en unos 100 millones de dólares las posibles pérdidas para la cosecha de 2012-2013 debido a la roya.

Nicaragua exportó un total de 519,4 millones de dólares en café de tipo oro en 2012, según cifras del estatal Centro de Trámites de las Exportaciones (Cetrex).

Un informe de la Fundación para el Desarrollo Agropecuario y Forestal de Nicaragua indicó que de un total de 1,97 millones de quintales (sacos de unos 46 kilos) de café que se esperan de la cosecha 2012-2013, se pueden perder hasta 450.000 quintales, el 22,84 %, a causa de ese hongo.

Una dirigente de la Asociación de Cafetaleros de Matagalpa, una de las provincias más afectadas por el hongo que produce la roya, dijo a los periodistas que ya han iniciado "el proceso de eliminación de las plantas afectadas".

Las zonas más afectadas son las que recibieron menos lluvias en el norte de Nicaragua, de acuerdo a los cafetaleros.

El brote de roya se descubrió en julio pasado y se atribuye al clima, ya que períodos más secos y con una temperatura más alta facilitan el desarrollo del hongo.