La Cámara argentina de Lavaderos de Automotores (CALAMA) lamentó hoy las "habituales inexactitudes" del Servicio Meteorológico a la hora de pronosticar "lluvias, tormentas y granizadas que no ocurren" y que "ahuyentan clientes".

El presidente de la CALAMA, Atilio Krenn, se quejó del perjuicio que los errores del organismo meteorológico provocan en su gremio y "el de muchos otros dependientes de las buenas condiciones climáticas" en una carta a los lectores publicada hoy por el diario Clarín.

"Cuando el servicio meteorológico dice que va a llover la gente no viene a lavar el auto", se lamentó Krenn, quien pidió al Servicio Meteorológico que haga lo posible por aumentar su precisión.

En los últimos meses, el ente meteorológico predijo precipitaciones que nunca han llegado a concretarse, mientras que varias tormentas se han adelantado a la fecha prevista por el organismo y han tomado desprevenida a la población.

Desde el Servicio Meteorológico Nacional rechazaron dar declaraciones.