El Directorio Ejecutivo del Fondo Monetario Internacional (FMI) analizará el próximo 1 de febrero el controvertido informe sobre la calidad de las estadísticas oficiales de Argentina, indicó hoy Christine Lagarde, su directora gerente, en su primera rueda de prensa del año.

Lagarde remitió el documento al Directorio Ejecutivo del organismo el pasado 17 de diciembre, pero no quiso desvelar el contenido del mismo.

La directora gerente del organismo internacional sí dio a conocer que una misión del FMI se encuentra "en estos momentos" en Argentina para preparar el informe de Evaluación del Sector Financiero (FSAP, por su sigla en inglés), un documento independiente del informe sobre la calidad de los datos y que se concentra en el área financiera.

El Fondo y Argentina discrepan en torno a la calidad de los datos oficiales utilizados para medir el Índice de Precios al Consumo de la capital argentina y su periferia, lo que se conoce como Gran Buenos Aires, y el Producto Interior Bruto (PIB).

El pasado mes de septiembre la directora gerente del FMI, Christine Lagarde, exhortó a Argentina a que mejore los datos estadísticos que proporciona a la organización si no quiere ver la "tarjeta roja", o "declaración de censura" por parte del Fondo.

El FMI alega que los datos oficiales argentinos sobre inflación y producto interior bruto (PIB) difieren notablemente de los que manejan analistas privados y es necesario que sean de más calidad.

Desde hace meses el organismo mantiene contactos con Argentina para que esos datos se adapten a los estándares de la institución, pero sin resultados positivos por el momento.