La Policía española detuvo a dos fugitivos buscados por las autoridades argentinas por delitos de lesa humanidad cometidos entre febrero y mayo de 1975, cuando formaban parte de la agrupación denominada Concentración Nacional Universitaria (CNU).

Según informó hoy la Policía, los arrestados, Beatriz María Arenaza y Daniel Alejandro Ullúa, tenían en vigor sendas órdenes internacionales de detención para ser extraditados por la "causa CNU", proceso judicial abierto en Argentina en el que se investiga a una veintena de personas y más de medio centenar de asesinatos.

Las detenciones tuvieron lugar en la ciudades españolas de La Coruña (noroeste) y Palma de Mallorca, capital de las Islas Baleares.

La CNU, explicó la policía, fue una organización ligada a las Juventudes Peronistas que funcionó en distintas universidades argentinas, fundamentalmente en Mar de Plata, donde operaban como un grupo de choque que irrumpía en las universidades con armas, cadenas y objetos contundentes para intimidar a movimientos estudiantiles.

A los arrestados se les imputa haber formado parte de una organización con fines delictivos, enmascarada en la CNU, "con un claro objetivo criminal destinado a cometer una serie de hechos violentos".

Unos actos que, destacó la policía, "han sido calificados como delitos de lesa humanidad", por lo que se ordenó su captura internacional.

Los hechos por los que eran buscados, según la ficha de Interpol dictada por Argentina en el marco de la causa 13.793, se remontan al periodo comprendido entre febrero y mayo de 1975.