Al menos siete personas murieron hoy y 33 resultaron heridas en varios atentados con coche bomba en dos localidades de Irak, informaron fuentes policiales a Efe.

La explosión de un coche bomba en el centro del pueblo de Al Duyail, al norte de Bagdad, seguida por el estallido de otro vehículo cuando llegaron las ambulancias al lugar, causó la muerte de siete personas y heridas a 25, además de numerosos daños materiales.

En Kerbala, 110 kilómetros al sur de Bagdad, al menos ocho personas resultaron heridas por la detonación de un artefacto colocado en el interior de un coche aparcado en un garaje cercano a una mezquita, en el este de la localidad.

La explosión ocasionó destrozos en otros vehículos estacionados en el aparcamiento.

Estos ataques se registran un día después de que una treintena de personas fallecieran y más de doscientas resultaran heridas en una cadena de atentados en distintos puntos del país.

Irak está sumido en una crisis política por las protestas en las provincias de mayoría suní y las desavenencias entre el Gobierno de Bagdad y las autoridades de la región autónoma del Kurdistán iraquí que se disputan varias zonas.