Las compañías españolas de infraestructuras Acciona, Isolux Corsán y Copasa se adjudicaron contratos en la licitación de la sección norte de una importante vía de circunvalación de Sao Paulo, que busca evitar la congestión vial en la mayor ciudad de Brasil, según fuentes oficiales.

La licitación correspondió al tramo norte del Rodoanel Mario Covas, una obra de 44 kilómetros que supone la conclusión de un anillo vial de 177 kilómetros, cuya construcción arrancó hace más de una década en el área metropolitana de Sao Paulo con el objetivo de descongestionar el tráfico, reducir la contaminación ambiental y evitar que los vehículos pesados atraviesen la ciudad.

La subasta, que fue dividida en seis lotes, alcanzó un valor total de 3.906 millones de reales (unos 1.915 millones de dólares), cantidad que supuso un descuento del 23,1 por ciento respecto al precio de referencia, según un comunicado difundido por Dersa, la compañía de transportes del Ejecutivo regional.

Acciona Infraestructuras se hizo con los lotes 4 y 6, valorados en 788 millones de reales (unos 386 millones de dólares) y 619 millones de reales (unos 303 millones de dólares), respectivamente.

Isolux Corsán, que se presentó al concurso en consorcio con la constructora brasileña Mendes Junior, se adjudicó el lote 1 por 647 millones de reales (317 millones de dólares).

Además, el consorcio Construcap-Copasa se hizo con el lote 5, por un valor de 646 millones de reales (unos 316 millones de dólares).

Los otros dos lotes restantes fueron a parar a la compañía brasileña OAS.

El resultado de la licitación fue publicado este martes en el boletín oficial del estado de Sao Paulo.

La licitación del anillo norte constituye la subasta de infraestructura vial en curso más importante de Brasil y cuenta con el apoyo financiero del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), que concedió 2.000 millones de reales (unos 980 millones de dólares), siempre según Dersa.