Nicaragua decretó alerta preventiva ante una eventual aparición del virus de influenza aviar H7N3, informó hoy el Ministerio Agropecuario Forestal (Mag-for).

El director de Sanidad Animal, Marvin Rodríguez, dijo a periodistas que esta alerta sanitaria fue declarada "para prevenir el ingreso de la influenza aviar y cualquier otra enfermedad que pudiera afectar a la población de aves del país".

El funcionario confirmó que la alerta se decretó a raíz de un brote del virus en Aguascalientes, México.

Aseguró que esta enfermedad infecciosa todavía no ha alcanzado el territorio nicaragüense hasta el momento.

El Mag-for anunció que iniciará una campaña entre pequeños y medianos criadores de aves, para mejorar la seguridad en sus granjas. También reforzará la vigilancia zoosanitaria en las fronteras.

Asimismo, los técnicos de Sanidad Animal tomarán muestras de sangre y tejido de aves muertas, para conocer las enfermedades que amenazan.

Rodríguez comentó que el cuidado debe ser máximo en este momento, ya que de enero a marzo se intensifica el tráfico de aves migratorias sobre el cielo nicaragüense.

El Ministerio Agropecuario Forestal especificó que la enfermedad sólo afecta a las aves.

Las aves se aglomeran en humedales, ríos, lagos, reservas naturales y otros ecosistemas, para anidar, reproducirse o simplemente descansar, explicó el funcionario.

Según datos oficiales, Nicaragua cuenta con 706 especies de aves, que representan el 7,27 % del reino animal nicaragüense.