BP confirmó hoy el ataque contra una plataforma gasística en la localidad argelina de In Amenas que opera conjuntamente con la noruega Statoil y la compañía estatal Sonatrach Statoil, si bien no precisó si ha habido víctimas.

En un breve comunicado, la empresa británica señala que ha puesto en marcha "sus sistemas de emergencia" y una línea de contacto para las familias de los trabajadores.

La petrolera indica que las autoridades locales, en colaboración con las británicas, investigan la situación, de la que se irán ofreciendo más detalles.

Según informaciones procedentes de Argelia, al menos dos personas han muerto y seis han resultado heridas en el atentado, mientras que alrededor de una veintena habrían sido supuestamente secuestradas.

El Gobierno de Irlanda confirmó hoy que hay un irlandés entre los rehenes, mientras el ministerio británico de Exteriores investiga si hay víctimas británicas.