España recibió el año pasado un total de 57,9 millones de turistas, un incremento del 3 % respecto a 2011, según los datos provisionales aportados hoy por el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria.

El gasto total efectuado por los turistas internacionales sumó 55.777 millones de euros, el 5,9 % más, mientras que también subieron las pernoctaciones hoteleras, un 2,3 %.

"2012 ha sido un buen año para el turismo. La llegada de turistas ha continuado la recuperación iniciada en 2010", afirmó el ministro, que avanzó que las previsiones que maneja su departamento apuntan a que en 2013 también crecerá la llegada de visitantes.

El año que viene "el turismo seguirá siendo un sector importante de la economía española" y el Gobierno compaginará la promoción de España en mercados tradicionales, así como en mercados emergentes con gran potencial, como la India, China, Rusia o Brasil, agregó.

La actividad turística es uno de los grandes motores de la economía española a cuyo PIB aporta más del 10 por ciento.