La inflación interanual en los países de la zona del euro permaneció sin cambios en diciembre en el 2,2 %, mientras que en el conjunto de la Unión Europea (UE) bajó una décima hasta el 2,3 %, según los datos difundidos hoy por la oficina comunitaria de estadística, Eurostat.

Un año antes, la inflación interanual se situaba en el 2,7 % en la eurozona y en el 3 % en toda la Unión Europea.

En comparación con noviembre, en el último mes del año la tasa de inflación mensual fue del 0,4 % en los Diecisiete y del 0,3 % en los Veintisiete.

La inflación interanual subyacente de la zona del euro (que excluye los precios de la energía y los alimentos frescos) se mantuvo sin cambios por segundo mes consecutivo en el 1,6 %, mientras que la mensual se colocó en el 0,5 %, según datos provisionales.

En España, la inflación en términos interanuales se situó en el 3 %, mientras que la mensual no registró cambios.

Las tasas de inflación interanuales más bajas de la UE se observaron en Grecia (0,3 %), Suecia (1,1 %), Francia y Chipre (1,5 % cada uno), mientras que las más altas se registraron en Hungría (5,1 %), Rumanía (4,6 %) y Estonia (3,6 %).

Respecto a noviembre, la inflación interanual bajó en once Estados miembros, se mantuvo estable en cuatro y aumentó en doce.

Los componentes que impactaron más en la inflación interanual de la zona del euro en diciembre fueron el alcohol y el tabaco (3,6 %), la vivienda (3,4 %), la educación y los productos alimenticios (3 % cada uno).

Por el contrario, los precios al consumo del sector de las comunicaciones bajaron el 3,8 %, mientras que los de los electrodomésticos registraron el incremento más suave, del 1 %, seguidos por los precios del ocio y la cultura, con un 1,2 %.