España, que es con diferencia el país con el paro más elevado de la OCDE, fue, junto a Suecia, donde en términos relativos más se incrementó el desempleo (cuatro décimas porcentuales), según los datos comunicados hoy.

La tasa de paro en España en noviembre con esa subida fue del 26,6 % de la población activa, mientras que en el conjunto de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) se mantuvo estable ese mes en el 8 %.

En Suecia, la progresión de esas mismas cuatro décimas se tradujo en una tasa de desempleo del 8,1 %, detalló en un comunicado la organización, que no dispone de cifras de Grecia desde septiembre, cuando su paro era del 26 %.

Otras subidas relevantes ese mes de noviembre se constataron en México (tres décimas al 5,2 %), Eslovaquia (tres décimas al 14,5 %) o Dinamarca (dos décimas al 7,9 %).

La zona euro en su conjunto tuvo una progresión de una décima al 11,8 %, lo que significa un nuevo nivel récord al que se llegó con un aumento ininterrumpido desde junio de 2011.

Por el contrario, hubo reducciones en Estados Unidos (una décima al 7,8 %), Japón (una décima al 4,1 %), Canadá (dos décimas al 7,2 %).

En noviembre había en los 34 países de la OCDE 48,2 millones de parados, lo que significa 13,5 millones más que en julio de 2008, antes de que se empezaran a dejar sentir los efectos de la crisis en el mercado de trabajo.