El mar del Norte ha liberado varios pecios históricos en aguas de la costa norte frisia alemana a la altura de la isla de Süderoog, entre los que figura la nave española "Ulpiano", que embarrancó y se hundió en la Navidad de 1870.

El rotativo local Schleswig Holsteinischer Zeitungsverlag informa hoy en su edición digital de que la pequeña nave de carga española ha quedado completamente al descubierto y su casco de hierro se puede apreciar casi completo con marea baja.

"Son imágenes que no he visto en mi vida", declara en ese medio Hans Joachim Kühn, director emérito del Instituto Arqueológico del estado federado de Schleswig Holstein, quien reconoce que nunca en sus muchos años de servicio el mar liberó de manera tan espectacular un pecio histórico.

Tras subrayar que "lo que hoy podemos ver aquí no volveremos a verlo así nunca mas", Kühn explica que el banco de arena que apresó el "Ulpiano" se encuentra en movimiento permanente y acabará enterrando de nuevo bajo su arena y el mar los restos de la nave, si antes el oleaje no rompe su casco carcomido.

El "Ulpiano" embarrancó hace 142 años en el banco de arena ante la isla de Süderoog tras verse atrapado por el hielo en uno de los mas crudos inviernos registrados en el mar del Norte.

Su tripulación de doce hombres pudo ponerse a salvo el día de Navidad de 1870 en un bote y fue rescatada poco después por los habitantes de la pequeña isla frisia, que les trataron "como hijos y no como náufragos", señala Kühn recordando las palabras de agradecimiento de los marinos españoles.

El arqueólogo alemán explica que tras embarrancar la nave española los habitantes de la isla recuperaron todo lo que podía llevar a bordo de valor, aunque no supo dar información acerca de la carga comercial.

Junto al "Ulpiano", el mar del Norte ha liberado también a escasa distancia los restos de un velero de carga de principios del siglo XVIII, así como los de otras naves aún por identificar.

El banco de arena ante la isla de Süderoog es uno de los mayores de la costa del norte de Frisia, región donde desde 1600 se han registrado mas de 800 naufragios tras embarrancar las distintas naves.