Las acciones del fabricante aeroespacial Boeing caían hoy un 3,48 % poco después de abrir la bolsa de Nueva York debido a los nuevos problemas técnicos de su nuevo modelo 787, cuyas operaciones han sido paralizadas en Japón.

Las aerolíneas ANA y Japan Air decidieron hoy suspender temporalmente los vuelos con el 787 Dreamliner después de que un vuelo de ANA realizó un aterrizaje de emergencia por un problema con una batería que causó olor a humo en la cabina de pilotaje.

Se trata del sexto problema técnico de entidad que ha afectado a unidades del 787 operadas por las aerolíneas japonesas en los últimos diez días.

Boeing aún no ha realizado comentarios en público tras la decisión de sus clientes japoneses, que figuran entre los principales usuarios del 787, un avión revolucionario que entró en servicio en 2011 con varios años de retraso debido a problemas técnicos en su desarrollo.