El antiguo responsable libio de la protección de las compañías e instalaciones petroleras, Salah al Waziri, fue asesinado anoche en Bengasi por un grupo de desconocidos, informó hoy a Efe una fuente de seguridad.

Según la fuente, Al Waziri fue asesinado después de participar en un programa de televisión en el que habló del ataque contra la comisaría central de Policía de Bengasi, el pasado 20 de diciembre, en el que murieron dos personas.

Asimismo, ayer murió un militar en esta localidad, la segunda más importante del país, en otro atentado perpetrado con un lanzagranadas.

El uniformado falleció cuando un obús impactó contra el vehículo que conducía cuando se dirigía al aeropuerto.

El pasado sábado el cónsul italiano en Bengasi, Guido de Sanctis, salió ileso de un atentado contra su vehículo.

Desde el verano pasado, los atentados contra responsables y exresponsables de seguridad, así como contra legaciones extranjeras de esta ciudad oriental se han multiplicado.

El incidente más grave tuvo lugar el pasado septiembre, cuando el embajador de Estados Unidos en Libia, Christopher Stevens, murió en un ataque contra el consulado estadounidense en esta ciudad, en el que también perecieron tres funcionarios.