Al menos 31 civiles resultaron heridos en un ataque lanzado hoy por un comando de seis insurgentes talibanes contra la sede de los servicios de inteligencia de Afganistán en Kabul, informaron a Efe fuentes policiales y oficiales.

Los insurgentes llegaron en un vehículo al lugar pasado el mediodía, hora local, y fueron detenidos por las fuerzas de seguridad, que mataron a cinco de ellos, mientras que el sexto detonó una carga explosiva que portaba adherida a su cuerpo.