Un 787 de All Nippon Airways (ANA) tuvo que hacer hoy un aterrizaje de emergencia en el aeropuerto de la ciudad japonesa de Takamatsu (sur) tras detectarse humo en la cabina, en lo que supone una nueva avería en este modelo de Boeing, que ha sufrido repetidos fallos en los últimos días.

El incidente no ha dejado heridos, confirmó a Efe un portavoz del Ministerio de Transportes, que indicó que el avión, que volaba con 129 pasajeros entre el aeropuerto de Ube (suroeste) y el de Haneda, en Tokio, se desvió al detectar la avería y aterrizó a las 8.45 hora local (23.45 GMT del lunes), 35 minutos después del despegue.

Esta es la sexta avería que registra este modelo de avión desde el pasado 7 de enero, y la primera de esas seis que ha obligado a que la aeronave haya tenido que realizar un aterrizaje de emergencia.

El piloto del vuelo que aterrizó en Takamatsu y las autoridades aeroportuarias confirmaron que los indicadores de la cabina han detectado un problema en una de las baterías del avión.

El pasado 7 de enero, una batería de litio de un 787 de Japan Airlines (JAL) que se encontraba parado en el aeropuerto de Boston (EE.UU.) sin nadie a bordo se incendió, mientras que al día siguiente, el vuelo de otro 787 fue retrasado al encontrársele una fuga de combustible.

El 9 de enero ANA canceló un vuelo interior en Japón de otro 787 por "problemas con los frenos", mientras que dos días después otro aparato de JAL registró rajas en una ventanilla de la cabina de pilotos y otro mostró un escape de aceite.

Todos los aparatos afectados por la serie de fallos de estos últimos diez días están operados por las dos mayores aerolíneas japonesas, ANA y JAL, las principales compradoras de este modelo.

Las dos compañías, que poseen 24 Boeing 787 Dreamliner, casi la mitad de los 49 que hay operativos en todo el mundo, han llevado a cabo revisiones de las baterías y de las conducciones de combustible de sus flotas sin detectar anomalías.

La serie de fallos ha hecho que el Departamento Federal de Transporte de EEUU ordenara el pasado 11 de enero una "inspección a fondo" tanto del diseño de la aeronave como de los procesos de producción.

La estadounidense Boeing entregó el primer modelo de 787 Dreamliner hace 15 meses y actualmente ocho compañías distintas se reparten los 49 que hay operativos.