Un diputado de alianza opositora Al Iraqiya, Saadun al Isaui, y tres de sus escoltas murieron hoy en un atentado perpetrado por un terrorista suicida en la ciudad de Al Faluya, 50 kilómetros al oeste de Bagdad, informaron a Efe fuentes policiales.

Al Esaui visitaba la nueva vivienda que se estaba construyendo en Al Faluya, en la provincia de Al Anbar, cuando el suicida, que llevaba un cinturón de explosivos adosado a su cuerpo, se le acercó con el pretexto de ayudarle.

En el momento en el que el parlamentario le saludó, el terrorista lo abrazó y estallaron los explosivos.

Al Isaui falleció en el acto y otras cuatro personas resultaron heridas, agregaron las fuentes.

Las autoridades de Al Anbar han declarado una jornada de luto por la muerte del diputado.

Este atentado se produce en un momento de tensión en el país, escenario de protestas en varias provincias de mayoría suní como Al Anbar.

Los manifestantes piden la liberación de los detenidos sin cargos y la derogación de la ley antiterrorista, que consideran dirigida contra los suníes.

Las protestas estallaron en Al Anbar y se extendieron a otras regiones tras la detención el pasado 20 de diciembre de varios guardaespaldas del ministro de Finanzas, Rafea al Isaui, integrante del bloque Al Iraqiya, de tendencia laica e integrada por líderes suníes y chiíes.

El diputado fallecido hoy pertenece al mismo clan que el ministro de Finanzas y era de la misma ciudad.