Más de medio millón de malienses han abandonado sus hogares huyendo del conflicto que asuela su país y se refugian en países vecinos o vagan como desplazados en el interior del país, denunció hoy el Programa Alimentario Mundial (PAM).

Según la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de Naciones Unidas (OCHA), al menos 4,2 millones de malienses necesitarán ayuda humanitaria en 2013; de ellos, 2 millones necesitan asistencia alimentaria urgente, lo que incluye "cientos de miles de niños malnutridos".