El Gobierno de Perú se ha propuesto erradicar hasta 22.000 hectáreas de cultivos ilegales de hoja de coca durante este año, anunció hoy el ministro del Interior, Wilfredo Pedraza.

En declaraciones citadas por la agencia oficial Andina, el ministro dijo que esta "ambiciosa meta" duplica el promedio de hectáreas anuales erradicadas en la historia de la lucha antidrogas en el país.

La erradicación de las 22.000 hectáreas, que supera en 8.000 al récord histórico logrado en 2012, ha sido incluida en el Plan Anual de Reducción del Espacio Cocalero Ilegal en Perú, diseñado por el Proyecto Especial Corah del Ministerio del Interior.

Pedraza dijo que por primera vez las acciones de reducción de cultivos ilegales se harán en sectores del Valle de los Ríos Apurímac, Ene y Mantaro (Vraem), una amplia zona del centro y sur del país en la que se desplazan remanentes terroristas en alianza con el narcotráfico.

Las actividades de erradicación también se ejecutarán en sectores de las regiones de Huánuco, Ucayali, San Martín y Pasco, en los que ya se han hecho labores sociales.

El ministro remarcó que el Gobierno tiene la decisión de superar los récords históricos también en aspectos como operaciones directas de interdicción, desarticulación de bandas y decomiso de drogas e insumos químicos.

Para cumplir con estas metas, se destinarán mayores recursos y se fortalecerá la Dirección Ejecutiva Antidrogas de la Policía Nacional y las unidades de inteligencia, anunció.

Añadió que, además, se reforzarán las acciones contra el lavado de activos provenientes del narcotráfico y los trabajos de control de insumos químicos utilizados para la elaboración de la droga.

A fines de diciembre pasado, Pedraza informó que durante 2012 se superó la meta de erradicación de cultivos de coca ilegal, planteada en 14.000 hectáreas, al situarse en 14.171.

Las autoridades de Perú también incineraron el año pasado 41,1 toneladas de drogas y decomisaron 1.919 toneladas métricas de insumos químicos y productos utilizados para elaborar droga.