La compañía boliviana YPFB inició con éxito en el pozo Incahuasi 2, situado en la región de Santa Cruz (este), la prueba DST que servirá para calcular el potencial del yacimiento Huamampampa, informó hoy la empresa estatal.

Este tipo de prospección tiene por fin evaluar el potencial absoluto, caudales de gas y líquidos de la formación de hidrocarburos, según un comunicado remitido a Efe por Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB).

Las pruebas efectuadas, que se prolongarán durante 15 días, registraron hasta ayer, domingo, un caudal de gas de 39 millones de pies cúbicos por día y un caudal de condensado de 1.030 barriles por día, indica la nota.

La perforación del pozo Incahuasi 2 comenzó en enero del año pasado y hasta la fecha se ha avanzado hasta una profundidad de 4.984 metros, aunque la petrolera prevé llegar hasta los 6.450 metros.