Los pronósticos meteorológicos en el Reino Unido anuncian un intenso frío para esta semana que vendrá acompañado de nieve y hielo, algo que podría complicar el transporte en todo el país, advierte hoy la cadena BBC.

Desde el lunes hasta el viernes se registrará una importante caída de las temperaturas, que serán bajo cero durante la noche hasta un máximo de cinco grados durante el día, acompañadas de nevadas generalizadas.

Los expertos aseguran que el proceso meteorológico es similar al que causó el caos en el Reino Unido en enero de 2009, cuando la mayor nevada en 18 años paralizó Londres y provocó numerosos retrasos y cancelaciones en aeropuertos de todo el país.

Pese a los precedentes se descarta que en esta ocasión se repitan los estragos, aunque hoy gran parte del país amaneció con alerta amarilla por nevadas y alrededor de 30 vuelos han sufrido pequeños retrasos.

Lo peor llegará el miércoles, cuando se alcanzarán una temperatura mínima de hasta menos doce grados en el norte de Escocia y menos siete en Londres durante la madrugada y un máximo de 4 grados durante el día.