El Gobierno de Italia confirmó hoy su "pleno apoyo" al Ejecutivo y las autoridades de Libia tras el atentado fallido perpetrado este sábado contra el coche en el que viajaba el cónsul italiano en la ciudad de Bengasi, Guido de Sanctis, quien resultó ileso.

"Se ha tratado de un intento de desestabilizar las instituciones de la nueva Libia, ante lo que Italia expresa su condena más firme y confirma su pleno apoyo al proceso democrático y de reformas iniciado por las autoridades de Trípoli", afirma en un comunicado divulgado hoy en Roma el ministro italiano de Asuntos Exteriores, Giulio Terzi.

Trípoli, prosigue, "nos ha garantizado el máximo compromiso para entregar a la Justicia a los responsables de este vil acto terrorista. El atentado tiene lugar al día siguiente de la importante visita del presidente (del Congreso Nacional, Mohamed) Al Magrif a Roma".

Terzi se ha mantenido a lo largo de las últimas horas en continuo contacto con sus diplomáticos y funcionarios consulares en Libia y con el embajador italiano en Trípoli, Giuseppe Buccino, quien lo ha tenido informado de la situación en Bengasi, donde falleció en septiembre el embajador de Estados Unidos en Libia, Christopher Stevens, al ser atacado su consulado.

"En primer lugar estoy muy aliviado por el peligro que ha evitado nuestro cónsul general Guido de Sanctis, que salió ileso gracias al dispositivo de seguridad que lo protegía", afirma el ministro italiano en la nota.

El propio De Sanctis explicó ayer poco después del fallido atentado que los disparos dirigidos contra el automóvil en el que viajaba por una de las calles de Bengasi provenían de un coche que pasaba en ese momento por un cruce y que los proyectiles impactaron contra la ventanilla a la altura de su cabeza, sin alcanzarle.