El Ejército sirio se enfrentó hoy a los rebeldes en varias zonas próximas a instalaciones militares en las afueras de Damasco y la provincia de Alepo, en el norte, informaron grupos opositores.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH) informó en un comunicado que los choques entre los dos bandos estallaron de nuevo de forma violenta en los alrededores de la sede de la Defensa Aérea en la localidad de Al Maliha, al este de Damasco.

Al menos cuatro soldados del régimen murieron por el estallido de su vehículo blindado en la cercana localidad de Daraya, según el Observatorio.

Esta fuente agregó que la aviación del régimen bombardeó las zonas periféricas de la localidad de Yarmana, a 5 kilómetros al sureste de la capital, donde estallaron también enfrentamientos entre los rebeldes y las fuerzas del régimen.

Las fuerzas gubernamentales bombardearon también con morteros y misiles varios barrios en la ciudad de Harasta, en medio de combates en la zona de Al Ayma, en esa misma población cercana a Damasco.

Por otra parte, la opositora Red Sham señaló que se registraron duros enfrentamientos entre el Ejército Libre Sirio (ELS) y el régimen en las afueras del aeropuerto de Meneg, en Alepo.

Además, la aviación militar bombardeó zonas cercanas al cuartel militar denominado "Brigada 80", al lado del aeropuerto internacional de Alepo.

El portavoz del Frente Islámico Sirio (FIS), Abu Omar al Suri, aseguró a Efe por internet que los combatientes de ese grupo se están acercando desde hace días al campo de helicópteros de Al Kuires, también en la provincia de Alepo.

Mientras, la agencia oficial de noticias Sana informó de la destrucción de un arsenal de armas de la brigada rebelde de "Al Tauhid" en una zona en las afueras de Alepo.

Asimismo, destacó que las fuerzas leales al presidente sirio, Bachar al Asad, repelieron hoy un ataque de un supuesto grupo terrorista contra el aeropuerto de Cashish, ubicado a 75 kilómetros al este de la ciudad de Alepo.

Los rebeldes sirios han endurecido sus ataques para controlar los aeropuertos, sobre todo los militares, en las provincias septentrionales de Alepo e Idleb, donde ayer tomaron el control de la importante base de Taftanaz.

Los insurgentes quieren así avanzar en el terreno y neutralizar los bombardeos de la aviación del régimen, que hoy también continuó su ofensiva contra varias localidades de las provincias de Alepo, Homs (centro), Deraa (sur) y Deir al Zur (este).