El ex primer ministro sirio Riad Hiyab, que desertó en agosto pasado del régimen, acusó hoy a las fuerzas del presidente sirio, Bachar al Asad, de asesinar a su cuñado, el suboficial Faisal Okleh.

En un comunicado difundido hoy a los medios jordanos, Hiyab aseguró que fuerzas de Al Asad mataron a Okleh, que trabajaba como ingeniero en la Fuerza Aérea siria, por negarse a emitir una nota condenando su deserción como primer ministro.

El cuñado de Hiyab fue llamado a desplazarse desde de la Fuerza Aérea hasta el Ministerio sirio de Defensa, donde -según la nota- los servicios de inteligencia aérea perpetraron el asesinato.

A principios de agosto pasado, Hiyab abandonó su puesto como jefe de Gobierno sirio y anunció su unión a la revolución. Su deserción ha sido la más importante del régimen desde que comenzó la rebelión, en marzo de 2011.