Centenares de indígenas hondureños de la etnia tolupán que viven en lugares remotos han comenzado a ser inscritos en el Registro Nacional de las Personas (RNP), tras haber vivido durante décadas sin partida de nacimiento o tarjeta de identidad, informó hoy una fuente oficial.

La iniciativa para la identificación de niños, jóvenes y adultos tolupanes es auspiciada por la Secretaría de los Pueblos Indígenas y Afrohondureños (Sedinafroh), cuyo titular, Luis Green, dijo que muchos no figuran en el RNP por varias circunstancias.

Entre las causas para que no hayan sido registrados figuran lo remoto de sus comunidades y el fallecimiento de los padres, subraya un comunicado de la Sedinafroh.

El registro de tolupanes indocumentados inició el jueves en la comunidad indígena de San Juan, en la montaña de La Flor, al norte del departamento central de Francisco Morazán.

"Estamos muy satisfechos, es una gran actividad, agradecemos al Registro Nacional de las Personas y a la Sedinafroh por habernos ayudado de esta manera", dijo el secretario del Consejo Indígena de San Juan, Siriaco Montes.

"Aquí hay mucha gente que no está registrada y es como que no existieran, no están ni en el Registro (...)", agregó.

Según indicó la Sedinafroh, una acción similar se desarrollará en diversas comunidades remotas donde habitan otros pueblos indígenas como los misquitos, tawahkas y Pech, en los departamentos orientales de Gracias a Dios y Olancho.

Para inscribirse en el RNP varios tolupanes caminaron varias horas hasta el Centro Comunal de San Juan, donde la jornada se convirtió en algo festivo. Había muchas madres con niños en brazos, añade la nota de prensa de la Sedinafroh.

Un empleado de la Unidad de Capacitación del RNP, Luis Bográn, dijo que hay indígenas que nunca fueron inscritos y sus padres ya fallecieron, por lo que se han comenzado a buscar testigos para que puedan dar fe ante las autoridades locales para su identificación personal.

La Sedinafroh constató que además hay tolupanes que ni sus propios padres fueron inscritos en el RNP, lo que dificulta más el proceso de identificación.

También hay muchos casos de que los indígenas indocumentados no recuerdan su fecha de nacimiento.

El director de Desarrollo Productivo y Social de la Sedinafroh, Carlos Palacios, indicó que los indígenas representan el 20 por ciento de la población nacional (8,3 millones) y que el 15 por ciento viven en la zona rural.

El restante cinco por ciento subsiste "en zonas marginales de las ciudades, alejados de las oportunidades y beneficios que da el Estado", dijo Palacios.

Añadió que la Sedinafroh espera suscribir en febrero próximo un convenio con el RNP para un proceso de identificación de indígenas de otras comunidades, que iniciaría en Patuca, Olancho, donde viven los tawahka.