Alrededor de 350 reos se amotinaron hoy en la prisión de Juticalpa, del departamento de Olancho, oriente de Honduras, en protesta por el retiro de tres mesas de billar de un pabellón del penal, informó una fuente policial.

El incidente se registró a primera hora de este viernes cuando las mesas de billar fueron retiradas tras una revisión de rutina en el pabellón de procesados, que alberga unos 400 reos, dijo a Efe un portavoz de la Policía en Juticalpa, Máximo Cáceres.

"Los presos quemaron varios colchones, destruyeron una pulpería (tienda de abastos), camas de concreto y derribaron un portón" de la instalación penal, que tiene una población de 507 reos, agregó la fuente.

El penal "está bajo control" de la Policía, indicó Cáceres, quien precisó que el motín terminó sin incidentes mayores, pese a que las autoridades de la prisión no devolvieron las mesas de billar a los presos.

En el sistema penitenciario de Honduras, compuesto por 24 cárceles, impera la sobrepoblación y el hacinamiento, la falta de instalaciones físicas adecuadas, de condiciones de higiene y salubridad, según un diagnóstico presentado en abril pasado por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).