El general Raymond T. Odierno, jefe del Estado Mayor del Ejército de Estados Unidos, y su homólogo de las Fuerzas Armadas de Corea del Sur, el general Cho Jung-hwan, debatieron hoy en Seúl métodos de disuasión ante la amenaza norcoreana.

El oficial de mayor rango del Ejército de EE.UU., que inició hoy una visita de dos días a Corea del Sur, también abordó con su contraparte del país asiático la preparación de los actos conmemorativos del 60 aniversario del armisticio que puso fin a la Guerra de Corea (1950-53), según informó la agencia Yonhap.

El general Cho Jung-hwan calificó la visita de Odierno como "significativa", ya que las seis décadas de armisticio que se cumplen este año también suponen la conmemoración de una larga alianza entre Corea del Sur y EE.UU. en el ámbito de defensa.

Cho solicitó a su homólogo la cooperación del Ejército estadounidense en un evento para conmemorar la batalla victoriosa del río Nakdong (agosto de 1950), a lo que Odierno respondió que sus tropas proporcionarán un apoyo activo en los preparativos, según Yonhap.

El Jefe del Estado Mayor del Ejército estadounidense también tiene previsto visitar hoy uno de los campamentos de las tropas de su país en Corea del Sur en la localidad de Dongducheon, al norte de Seúl, para celebrar un encuentro con sus compatriotas allí estacionados.

Estados Unidos, que apoyó al Sur en la Guerra de Corea (1950-53) y se compromete a defender a su aliado en caso de agresión, mantiene 28.500 efectivos en territorio surcoreano.

Ambas Coreas permanecen en estado técnico de guerra debido a que el armisticio que puso fin al conflicto bélico que las enfrentó entre 1950 y 1953 nunca ha sido sustituido por un tratado de paz.