Unos dos centenares de palestinos han establecido hoy un asentamiento en la zona palestina donde Israel ha anunciado la construcción de la colonia judía E1, muy criticada por la comunidad internacional y que uniría Jerusalén Este con la colonia israelí de Maale Adumín.

Los palestinos, organizados por los Comités de Resistencia Popular, han seguido la táctica que suelen emplear los colonos judíos, instalando de la noche a la mañana un enclave con estructuras móviles y asentándose en ellas.

Han denominado "Bab el Shams" (Puerta del Sol) a esta curiosa colonia embrionaria (outpost) y han asegurado que su objetivo es subrayar el derecho de los palestinos a construir en su propia tierra y preservarla de los colonos israelíes, según informó el diario israelí digital Ynet.

Como represalia a la aprobación en la ONU del cambio de estatus de Palestina al de Estado no miembro el pasado noviembre, Israel anunció la aprobación de miles de viviendas en las colonias en territorio palestino ocupado y, además, dio luz verde al proyecto E1, cuya ejecución dificultaría enormemente la continuidad territorial de Cisjordania aislaría de ella a Jerusalén Este.

La comunidad internacional considera que su construcción dañaría enormemente las perspectivas de un acuerdo de paz y que haría impracticable la solución de dos Estados.