Las viviendas de cinco conocidos periodistas griegos fueron atacadas con explosivos caseros esta madrugada en acciones aparentemente coordinadas.

Según informó a Efe la Policía griega, los ataques se produjeron entre las 03.40 y las 04.50 de la madrugada (01.40 y 02.50 GMT) en diferentes puntos de la región capitalina de Ática, bastante distantes entre sí.

El portavoz policial explicó que los artefactos incendiarios, de fabricación casera, estaban compuestos por dos pequeñas bombonas de gas propano y en ningún caso produjeron daños materiales graves.

Los hogares atacados son los de los periodistas Andonis Liaros, de la cadena de televisión privada Mega y excandidato del partido socialdemócrata Pasok; Andonis Skylakos, director de la agencia de noticias pública griega AMNA; Jristos Konstas, expresentador del canal Alter y actual portavoz del fondo de privatizaciones, y Petros Karsiotis, presentador del programa matinal del canal Alpha.

También fue atacada la antigua residencia del presentador Yorgos Ikonomeas, quien ya no vive en esa dirección.

Durante la emisión del programa que dirige en el canal Mega, Ikonomeas reconoció que su antigua vivienda es una de las atacadas aunque afirmó que no desea recibir protección policial.

"La única cosa que realmente me asusta es que haya gente que piense que puede cambiar el mundo de esta manera", dijo.

La policía investiga ahora los hechos aunque -según precisó el portavoz policial a Efe- por el momento se desconoce quién puede estar detrás de los ataques.

"La invasión ayer de una emisora de radio (por parte de grupos anarquistas) y las explosiones de hoy en los hogares de periodistas tratan de aterrorizar el espacio de los medios de comunicación, un área vital de la democracia", denunció el ministro portavoz del Gobierno, Simos Kedikoglu, que acusó al principal partido de la oposición, la izquierda radical de Syriza, de alentar la violencia de extrema izquierda.

Sin embargo, Syriza también ha condenado los ataques a los periodistas, que calificó de "absolutamente censurables" ya que, en su opinión, "ofrecen al Gobierno una excusa para continuar su estrategia de división, violencia e intimidación de la sociedad griega".

En los últimos años, decenas de personalidades han sufrido pequeños atentados con artefactos caseros que posteriormente se han atribuido otras tantas decenas de grupos de extrema izquierda o anarquistas anteriormente desconocidos.