Las autoridades nicaragüenses informaron hoy que la Fiscalía de México envió la firma del vicepresidente de información nacional de Televisa, Amador Narcia Estrada, mencionado en el caso de los 18 mexicanos que se hicieron pasar por periodistas de esa cadena y fueron declarados culpables de narcotráfico.

El fiscal nicaragüense, Julio Centeno, dijo al Canal 12 de la televisión local que la documentación llegó a su despacho este jueves y en la misma está la rúbrica del funcionario de Televisa, la cual, indicó, compararán con la que aparece en las cartas que portaba el grupo de mexicanos cuando fue detenido.

Centeno indicó que la firma del alto ejecutivo de Televisa será entregada al inspector general del Ministerio Público, Armando Juárez, para que con un equipo de especialistas, revise "a fondo el contenido".

Los 18 mexicanos se presentaron como periodistas de Televisa para ingresar a Nicaragua y llevaban una carta supuestamente firmada por Amador Narcia para respaldar esa versión, según las investigaciones nicaragüenses.

El grupo fue retenido el pasado 20 de agosto en un puesto de seguridad en la zona fronteriza con Honduras y la Policía nicaragüense halló 9,2 millones de dólares, además de rastros de cocaína, en las seis camionetas en las que se desplazaban y que tenían logotipos de Televisa.

Los 18 mexicanos, encabezados por Raquel Alatorre Correa, fueron declarados culpables de narcotráfico, lavado de dinero y crimen organizado el pasado 20 de diciembre por un juez de Managua, y conocerán su sentencia el 18 de enero próximo.

La Fiscalía nicaragüense ha pedido la pena máxima, que en Nicaragua es 30 años de cárcel.

Durante el juicio, peritos de la Policía Nacional nicaragüense afirmaron que Alatorre se habría comunicado 106 veces con el "Lic. Amador Narcia", que coincide con el nombre del vicepresidente de información nacional de Televisa.

Televisa ha negado algún vínculo con los detenidos y solicitó a la Fiscalía nicaragüense una investigación aparte contra el grupo que se hizo pasar como periodistas de la cadena.

Según la acusación nicaragüense, la banda de mexicanos es un grupo criminal "altamente organizado" dedicado al tráfico de "grandes cantidades" de droga entre Costa Rica y México.