El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, criticó hoy al presidente palestino, Mahmud Abás, por reunirse con el líder de Hamás, Jaled Meshal, para buscar la reconciliación interna palestina y, a la vez, abogar por una solución negociada al conflicto con Israel.

"Abu Mazen (Abás) abraza al líder de una organización terrorista que hace apenas un mes declaró que hace falta borrar a Israel del mapa. Así no se comporta quien busca la paz", señaló Netanyahu en un breve comunicado.

Netanyahu reaccionaba así a la entrevista que mantuvieron ayer en El Cairo los dirigentes de las dos principales facciones palestinas, en un nuevo intento de lograr la reconciliación que negocian sin éxito desde 2007, en presencia del presidente egipcio, Mohamed Mursi.

Según un comunicado de la Presidencia de Egipto, país que media entre las partes, Abás y Meshal acordaron en su encuentro aplicar "de inmediato" el pacto de reconciliación que firmaron en mayo de 2011 e invitar la primera semana de febrero a un comité de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) para consensuar un calendario de cristalización de los puntos del acuerdo.

En cuanto a la referencia de Netanyahu sobre Meshal, se trata del discurso que este pronunció el pasado 9 de diciembre en Gaza, en el acto central de las celebraciones con motivo del 25º aniversario de la facción islamista.

En su discurso ante cientos de miles de palestinos, Meshal llamó a "liberar toda Palestina" y "no ceder un milímetro desde el río Jordán hasta el Mediterráneo", lo que incluye el Estado de Israel.