El índice de precios al consumo (IPC) chino creció al 2,5 % interanual el pasado diciembre, frente al 2 % en que se situaba en el mes previo, según las cifras oficiales dadas a conocer hoy.

Según informó la Oficina Nacional de Estadísticas china, la subida del IPC se debe principalmente al alza de los precios de los alimentos, que representan un tercio en la cesta de la compra china.

Los alimentos subieron sus precios un 4,2 % con respecto al mismo mes de 2011.

En concreto, los precios de las verduras crecieron un 14,8 % con respecto a diciembre de 2011, debido a la ola de frío del mes pasado en China, que afectó al transporte de estos productos.

Mes a mes, el IPC de diciembre creció un 0,8 % con respecto al mes de noviembre.

En octubre, el IPC se había situado en el 1,7 por ciento, la cifra más baja en 33 meses.

En cambio, el índice de precios al productor (IPP), que mide la inflación en los precios al por mayor, cayó un 1,9 % interanual en diciembre.