Tres militantes kurdas fueron encontradas muertas esta madrugada con disparos en la cabeza en el Centro de Información del Kurdistán de París, informaron las autoridades.

Según una fuente policial citada por la emisora "France Info", se trata de "una ejecución preparada".

"France Info" indicó que una de las mujeres, de 32 años, trabajaba en el centro cultural kurdo y que las otras dos estaban de paso en la ciudad y eran activistas políticas. Una de ellas había participado en la creación del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK).

El ministro francés del Interior, Manuel Valls, dijo a la emisora que iba a trasladarse esta misma mañana a la calle Lafayette en el distrito X de la ciudad, donde está ubicado el Centro de Información del Kurdistán, y añadió que espera que "la investigación avance rápido".

"Es demasiado pronto para hacer comentarios" más allá de que "estos asesinatos son insoportables", comentó Valls.

Los cadáveres fueron descubiertos hacia la 01.30 GMT.

Activistas de la comunidad kurda de París anunciaron la organización de una concentración en protesta por el crimen.